"Nada es real hasta que se experimenta" John Keats

Los poemas de Massachusetts (2010)

Por Alberto Infante • 30 Oct, 2010 • Sección: Poesía

Los poemas de Massachusetts es mi libro de poemas más ambicioso hasta el momento. Escrito entre 2005 y 2006, arranca con una Oración a modo de conjuro para limpiarle al lector los malos humos y el polvo del camino. Le sigue Retrato en sepia con poemas antiguos que han resistido (me parece) los efectos del tiempo y la distancia; una suerte de paso atrás para tomar impulso y entrar en materia explorando lo absurdo e irónico de la vida en la tercera parte, No hay Godot en Becket, cuyos poemas suponen una evolución, hasta cierto punto lógica, del estado de ánimo, más optimista y vital, de mis dos libros anteriores (La sal de la vida y Diario de Ruta). Ironía y desaliento de los que ayuda a reponerse el retorno a los poetas preferidos que, como reza el título de la siguiente sección, Siempre están. Mi deuda con ellos es, y seguirá siendo, impagable. Reconfortado, el poeta puede reemprender el viaje (¡siempre el viaje!), cruzar el Atlántico y recorrer bajo la dulce luz de agosto las colinas de Massachusetts: desde Salem, la cuna de Nathaniel Hawthorne, a las Berkshires, donde Melville escribió Moby Dick, pasando por Amherst y la casa de donde prácticamente no salió Emily Dickinson. El libro concluye con un largo poema en prosa para cuyo hilo conductor, a medio camino entre la esperanza y la desesperación, y modalidad expresiva, coloquial y dialogada a ratos, reconozco mi deuda con Ashbery. Su título es más que una mera declaración de intenciones: Sostenido destello en busca de algo.

Ya se sabe que a los escritores hay que hacerlos poco caso cuando hablan de sus libros, por lo que no importa mucho lo que yo pueda decir de este. Importará más lo que sientan, piensen, imaginen, comenten o se animen a escribir quienes lo lean.

Este libro fue presentado el pasado 7 de octubre en Madrid.

Presentación en Madrid

Presentación en Madrid

También te puede interesar:

Etiquetado en: Compartir

5 comentarios »

  1. En Amherst visité una tienda muy céntrica donde la sexualidad se confunde con el tu y el yo para darnos el nosotros con la risa infantil de los seres libres.
    En Amherst me compre una blusa de terciopelo y transparentes flores que guardo con primor. Yo no sabia el por qué aun no vestí la linda prenda. Ya lo se. Estaban esperando los poemas de Massachussets para lucir todo su valor.
    En Amherst las aceras fueron testigos de tus pasos y los mios,ellas lo saben y tu lo sabes tambien . Maria Sainz

  2. Querido Alberto:

    Enhorabuena!

    Mil gracias por la oportunidad de sentir, pensar, imaginar y comentar
    (para escribir hay que tener una sensibilidad de la que carezco)

    Looking forward to the trip to Massachusetts, Spring 09
    Best,
    Rosa

  3. Gracias por obsequiarnos con tu talento y tu sensibilidad. Que continúen vivos por muchos años y que todos podamos compartirlos.
    Amparo.

  4. ¡¡ FELICIDADES DOCTOR !!}}
    Desde las primeras alocuciones que pude gozar de usted, noté lo rico y cicatrizador que puede ser su charla, Supongo que este libro confirmará poéticamente lo anterior.
    Walter Tovar

  5. Muy interesante tanto el poema como el POETA
    Lo más llamtivo es que los escritores expresan de forma magnifica cosas que la gente normal cree insignificante e insolita, a veces inexpresables pero ellos lo bañan de FIGURAS LITERARIAS hasta que se queda en lo mas lindo y refrescante que . . . La verdad: MIS FELICITACIONES. Me siento grato de haber difrutado de su presencia fisica.
    Martin EKA

Escribe un comentario