"Nada es real hasta que se experimenta" John Keats

Los girasoles ciegos - Alberto Méndez

A este libro le han dado primero el premio de la Crítica de 2004, y luego el Nacional de Narrativa. Sin que sirva de precedente me parecen dos premios bien dados. Yo no sé si las cuatro historias que componen este libro son ciertas pero no importa. Merecen serlo. Cuatro relatos encadenados, cada uno con vida propia. Cuatro historias desesperadas, casi trágicas, de vencidos en una guerra que al final perdieron hasta quienes la ganaron. Pero que, por supuesto, perdieron todavía más - y por más tiempo, y de forma mucho más cruel - quienes la perdieron. Si hubo un tiempo de derrota,  plomo y cárcel fueron los años en que se sitúan las cuatro historias: de 1939 a 1942. Las dictaduras, el terror y la guerra avanzaban imparables y la democracia y la libertad retrocedían, no solo en España sino en Europa y en el mundo.

Cuando terminé de leerlo, pregunté por su autor y me dijeron que había muerto hacía pocos meses, entre un premio y otro. Supe algo de su biografía. Que fue antifranquista militante. Que militó en el Partido Comunista. Que había sido cofundador y director de la editorial Ciencia Nueva.

Pero todo eso es peripecia personal, una biografía particular que interesará a unos pocos. El libro sin embargo, seguramente interesará a muchos. La primera versión de esta reseña terminaba diciendo: “probablemente alguien hará pronto una película con alguno o todos estos relatos”. Hoy esa profecía se ha cumplido y, como cabía esperar, la película, aunque recomendable, no le hace justicia al libro.

Alberto Infante