"Nada es real hasta que se experimenta" John Keats

Un hombre afortunado. John Berger

Mucho más que la descripción de la vida de un médico general en la Inglaterra rural de los años sesenta, Un hombre afortunado constituye una reflexión sobre los esfuerzos, logros, dilemas de un hombre que escogió compartir el dolor, el sufrimiento, las alegrías y las penas de sus semejantes para, al mismo tiempo, tratar de conocerse mejor y enfrentar las suyas propias.

A medio camino entre la narración y el ensayo, la prosa de John Berger adquiere en este texto cualidades hipnóticas: conmueve en la medida en que interpela, sumerge, indaga y no se conforma.

Exploración sobre el sentido de la vida y del paso del tiempo, sobre los mandatos y límites de la ciencia, del arte, así como sobre el reconocimiento y acogimiento del Otro, las reflexiones de Berger sobre el núcleo constitutivo del quehacer médico conservan plena vigencia.

Una crítica al sentido común, al realismo pedestre y a los poderes económicos. Un canto al idealismo y al espíritu de resistencia.

Ejemplo de cómo admirar no tiene por qué ser sinónimo de adular, Un hombre afortunado debe leerse (y probablemente releerse) con lentitud y el ánimo dispuesto para la sorpresa: en cada línea, en cada página se descubre algo.

Las numerosas fotos que acompañan al texto ni son accesorias ni se limitan a ilustrar. Por el contrario, cincuenta años después de haber sido tomadas nos siguen acercando al lugar y al momento, permiten conocer la fisonomía y, a menudo también los sentimientos de sus protagonistas.

De lectura casi obligada para cualquier médico en ejercicio, si a algún libro se le puede aplicar, en su sentido más literal, el calificativo de entrañable sería a éste.

John Berger, pintor, escritor y crítico de arte -pero también periodista y guionista de cine-, radical y comprometido con los pobres, los enfermos y los parias, llegó a escribir un libro desde el punto de vista de un perro callejero. Nació en el Reino Unido en 1926 y murió en un pueblito de la Alta Saboya francesa en 2017.