"Nada es real hasta que se experimenta" John Keats

Fernando López Guisado

Fernando López Guisado (Madrid, 1977) combina la escritura, la organización de actos culturales y la reseña literaria con la Imagen Radiológica. Ha publicado los poemarios  Aromas de SoledadEl Altar de los Siglos, Porque nunca fue suyoLa Letra Perdida (finalista del premio de la Asociación de Editores de Poesía 2012, 2ª edición 2014, edición ecuatoriana en 2015 en El Quirófano Ed.) y Rocío para Drácula. Aparece en numerosas antologías de relatos y poemas. Colabora con diversos medios culturales.  Conduce la bitácora Buenas Noches Nueva Orleans. Ha sido profesor en talleres de creación, asesor literario y jurado en diversos certámenes nacionales. Preside la Asociación Letras Vivas. Forma parte de colectivos como Nocte, ER, Esmater y La Hermandad Poe. De noche brilla por la radiación acumulada.

Sin título

Una punzada en el pecho quiere

transformarse en parada, pero sólo

es envidia en los pulmones y Drácula

que despierta siempre hambriento, acecha

por los garajes, se esconde detrás

de cada puerta y te sonríe cuando

proyectan, en sesión doble, películas

de desastres en cines con butacas

desconchadas de corazón que busca

sediento su infarto, por sumergirse

en la afasia, dando palmas, fumando

un cielo gris de cartas de amor rotas.

Medusa y lluvia

Qué dejamos pues sino la sombra,

la sombra azul, hendida

entre la nieve y la espuma

y el hormigón trenzado de las horas.

Qué formaremos después sino rocío,

sobre la hoja y el libro extraviado;

humedad que juega a medusa y lluvia

descendiendo el cristal en carrera

fría en pos del quicio y el olvido.

Qué resta ya del antes sino tierra,

calidez de un hongo que germina

en el tímpano ahogado y su noche:

esa noche casi blanca de nubes

que espera y que se toma

su tiempo para salvarnos.